Mdina Malta, La ciudad amurallada

Acerca de

Mdina, conocida como la “Ciudad del Silencio” y antigua capital de Malta, es una encantadora ciudad medieval amurallada que captura la imaginación de los visitantes con su atmósfera atemporal. Explora su laberinto de calles estrechas de influencia árabe, admira sus imponentes construcciones de piedra caliza y descubre los incontables tesoros culturales que guarda. Un viaje a Mdina es un viaje atrás en el tiempo, donde cada rincón narra historias de un rico pasado.

La excursión favorita de los viajeros a Malta

Mdina, La antigua capital de Malta

Situada en el centro de la isla, esta ciudad amurallada se alza con orgullo sobre una colina, ofreciendo vistas panorámicas del paisaje maltés. La historia de Mdina se extiende a más de 4,000 años atrás, habiendo sido escenario de numerosos eventos históricos y culturales que abarcan desde los fenicios hasta los romanos, los árabes y los caballeros de la Orden de San Juan.

La ciudad fue fundada aproximadamente en el siglo VIII a.C. por los fenicios bajo el nombre de Maleth. Posteriormente, fue rebautizada como Melite por los romanos. Bajo el dominio romano, Mdina fungió como la capital de Malta y fue fortificada y embellecida aún más.

Sin embargo, fue durante la época medieval, especialmente bajo el dominio árabe desde el 870 hasta la conquista normanda en 1091, cuando Mdina adquirió gran parte de su carácter urbano y arquitectónico. Los árabes introdujeron nuevas técnicas de construcción y un diseño urbanístico que favoreció las estrechas calles y callejones laberínticos, rasgos que aún hoy definen a Mdina.

A lo largo de los siglos, Mdina ha experimentado diversas remodelaciones y reconstrucciones, destacándose la llevada a cabo después del terremoto de 1693, que resultó en una significativa reconstrucción barroca de la ciudad. A pesar de estas transformaciones, Mdina ha mantenido su atmósfera medieval, con edificios de piedra caliza, antiguas puertas y fortificaciones que narran su larga y rica historia.

Durante muchos años fue la ciudad donde vivían las familias más nobles y ricas de Malta, por lo que fue llamada como la “Ciudad Noble”. Con la llegada de la Orden de Malta en 1530, la importancia de “Ciudad Noble” disminuyó en favor de La Valetta, la nueva capital. Sin embargo, la ciudad nunca perdió su encanto ni su relevancia histórica y cultural.

Estrechas calles de Mdina, Malta
Las fortificaciones de Mdina
Un carruaje en las calles de Mdina

¿Dónde está Mdina?

Ubicada en el centro-oeste de Malta y adyacente a Rabat, a tan solo 13 kilómetros al suroeste de La Valeta, Mdina, destaca como uno de los destinos más emblemáticos del país. Esta antigua ciudad atrae a numerosos visitantes gracias a su vasto patrimonio cultural esperando ser descubierto.

¿Cómo llegar a Mdina?

Mdina es fácilmente accesible en transporte público, ya que la parada de autobús se encuentra justo enfrente de la entrada a la ciudad, a tan solo 5 minutos a pie. Ten en cuanta que en Mdina, el acceso de vehículos está restringido, con excepción de un número limitado de residentes, lo que le ha valido el apodo de “la Ciudad Silenciosa”.

Desde el terminus de Valletta: puedes tomar cualquier autobús entre el 50, 51, 52, 53 y 56.

Desde el aeropuerto el 201, es un recorrido muy largo, pero también muy interesante o el X3.

Desde St. Julian’s, Sliema y Gzira: puedes tomar el 202 sin hacer cambios.

Puedes encontrar todos los horarios de autobuses en el sitio web oficial de Transporte Público de Malta.

¿Qué ver en Mdina?

Mdina, famosa por su ambiente tranquilo y sereno, es un lugar imprescindible para visitar en Malta y descubrir los sitios más emblemáticos de Mdina que no debes perderte:

Catedral de San Pablo (St Paul’s Cathedral)

Fundada en el siglo XII, esta majestuosa catedral barroca se erige sobre el lugar donde, según la tradición, el gobernador romano Publio se encontró con San Pablo tras su naufragio en Malta.

La catedral original sufrió daños severos durante el terremoto de Sicilia en 1693, lo que llevó a su desmantelamiento. Posteriormente, fue reconstruida en estilo barroco siguiendo el diseño del arquitecto maltés Lorenzo Gafà.

Las entradas para visitar la Catedral se adquieren en el Museo de la Catedral, ubicado a la derecha de la misma y a solo unos metros de distancia. Precio de la entrada para adultos: €10.00. Niños menores de 12 años: GRATIS.

Palazzo Falson

El Palazzo Falson, conocido anteriormente como Palazzo Cumbo-Navarra, Casa dei Castelletti y la Casa Normanda, es una residencia urbana medieval situada en Mdina, Malta. Construido aproximadamente en 1495, se cree que es uno de los edificios más antiguos de Mdina.

Originalmente, fue edificado como residencia familiar por la nobleza maltesa y lleva el nombre de la familia Falson. Hoy día, este palacio está abierto al público como un museo-casa, ofreciendo a los visitantes la oportunidad de explorar diecisiete habitaciones llenas de pertenencias domésticas históricas y diversas colecciones de antigüedades. Entre sus muros, se albergan tapices, pinturas, muebles antiguos y una notable biblioteca con volúmenes raros.

Palacio Vilhena o Museo Nacional de Historia Natural

El Palacio Vilhena, ubicado en Mdina, Malta, es una joya arquitectónica del barroco construida entre 1726 y 1728 según los diseños del arquitecto francés Charles François de Mondion. Este emblemático edificio fue erigido por iniciativa del Gran Maestre Antonio Manoel de Vilhena, quien deseaba dotar a Mdina de un palacio que no solo sirviera de residencia oficial sino también como centro administrativo.

Desde 1973, el palacio alberga el Museo Nacional de Historia Natural, que cuenta con extensas colecciones en áreas como la geología, la paleontología, la botánica y la entomología. Este museo es un centro de investigación y educación fundamental en Malta.

Pasear por las calles y ver las fortificaciones de Mdina

Sin duda, pasear por Mdina es una de las formas más enriquecedoras de experimentar el vasto patrimonio histórico y cultural de Malta. Al recorrer sus estrechas calles empedradas, te adentrarás en un laberinto de edificios cargados de historia, cada uno narrando su propio relato.

Rodeando la ciudad, las robustas y majestuosas fortificaciones de Mdina destacan, recordándonos el importante papel estratégico que la ciudad ha desempeñado a lo largo de los siglos. Desde los miradores situados a lo largo de sus murallas, se ofrecen vistas panorámicas espectaculares de la isla, alcanzando hasta el azul del mar Mediterráneo.

Justo fuera de estas históricas murallas, te esperan los Howard Gardens. Este refugio verde es el lugar ideal para pasear tranquilamente, relajarte, disfrutar de un helado o simplemente tomar un momento de descanso.

Visitar Rabat

St Paul's Catacombs, Rabat, Malta
Restos arqueológicos
Museo de las Catacumbas de San Pablo, Rabat

Y por último, no puedes dejar de visitar Rabat. Ambas ciudades, muy cercanas entre sí, son pequeñas y se pueden explorar cómodamente en un solo día. Realizar una visita tanto a Rabat como a la Ciudad del Silencio (Mdina), disfrutando de un agradable paseo mientras descubres los rincones históricos que cada una ofrece, constituye un plan verdaderamente maravilloso.

En Rabat, te recomendamos visitar la Domus Romana, o Villa Romana, descubierta en 1881 en las afueras de Mdina. Construida en el siglo I a.C. como una residencia aristocrática dentro de la ciudad romana de Melite, este lugar te permite explorar mosaicos, estatuas y otros artefactos romanos excepcionalmente conservados.

Además, las Catacumbas de San Pablo y Santa Ágata merecen una visita. Formando parte de un complejo sistema de pasajes interconectados, utilizados a lo largo de la historia para el entierro de los muertos y la realización de rituales, estas catacumbas son consideradas como la cuna del cristianismo en Malta. Aquí se estableció la primera comunidad cristiana de la isla, fundada por el apóstol San Pablo, haciendo de este sitio un lugar de significado histórico y espiritual profundo.

Visitar el taller de vidrio de Mdina (Mdina Glass workshop)

St Paul's Catacombs, Rabat, Malta
Vidrieros trabajando Mdina Glass
Productos de Mdina Glass

Durante tu visita a Malta, no puedes perderte el taller de Mdina Glass en Ta’ Qali. Está a solo cinco minutos en coche de la famosa ciudad medieval de Mdina. Allí, podrás ver a expertos vidrieros en acción, creando piezas únicas y artesanales.

Mdina Glass es una empresa dedicada a la creación de piezas de vidrio artesanales ubicada en Malta que representa una tradición artesanal que se remonta a siglos atrás, preservando técnicas antiguas de fabricación de vidrio que se han transmitido de generación en generación.

¿Dónde comer en Mdina?

Aquí tienes algunos restaurantes recomendados en Mdina, los cuales satisfacen una amplia gama de gustos y presupuestos. En estos lugares, podrás disfrutar de exquisita comida local, complementada con vistas impresionantes de Malta.

Fontanella Tea Garden

Fontanella Tea Garden es uno de los establecimientos más emblemáticos y queridos de Mdina, conocido tanto por locales como por turistas por su atmósfera acogedora y sus vistas panorámicas espectaculares. Ubicado en las antiguas murallas de la ciudad amurallada de Mdina, este café y jardín de té ofrece un remanso de tranquilidad y belleza, ideal para disfrutar de un descanso mientras se explora la historia y la arquitectura de la antigua capital de Malta.

El menú de Fontanella Tea Garden destaca por su selección de tés, cafés, pasteles caseros, y especialmente su famosa tarta de chocolate, la cual ha ganado el corazón de todos quienes la prueban. Además de los dulces, también ofrece opciones de comidas ligeras y snacks, perfectos para cualquier momento del día.

Don Mesquita

Don Mesquita es un encantador bistró y vinoteca situado en el corazón de Mdina, ofreciendo a sus visitantes una experiencia gastronómica única.

Prueba el “Maltese platter”, un plato típico maltés que ofrece una deliciosa combinación de antipastos. Este puede incluir ġbejniet (queso de oveja, ya sea suave o curado), zaitun (aceitunas), bigilla (pasta de habas tic), caponata de alcaparras, y diversos tipos de embutidos locales, como el salami maltés.

The de Mondion Restaurant

El Restaurante de Mondion, situado en la cima de las murallas de Mdina, dentro del lujoso hotel The Xara Palace Relais & Châteaux, es uno de los establecimientos gastronómicos más prestigiosos de Malta. Nombrado en honor al arquitecto francés Charles François de Mondion, quien jugó un papel crucial en el diseño barroco de Mdina, este restaurante ofrece no solo una experiencia culinaria de primer nivel sino también unas vistas panorámicas impresionantes de la isla. Este prestigioso establecimiento se enorgullece de haber sido galardonado con Una Estrella Michelin.

Información sobre Mdina, Malta

Ubicación

L-Imdina

Transporte

Autobús: Parada “Rabat”

Mapa